La otra cara (U láak’ táanich) / II: Descripción.

«La Otra Cara», taller-acompañamiento de herramientas teatrales básicas para la promoción y el ejercicio de derechos humanos, sexuales y reproductivos con perspectiva de género para adolescentes y jóvenes mayas, tomó su nombre del guion para teatro La otra cara de mi vida, escrito por los jóvenes Luis Alberto Ceh Ramírez, Jorge Israel Chan Cetina, José Santiago Hau Cool y Jesús Edgar Ucán Collí en el marco del programa de educación de Yaaxil financiado por la Fundación Kelloggy apoyado por IEPA, A.C. y la UCI-Red, del cual son beneficiarios.

Luis, Jorge, José y Edgar son gestores comunitarios de la Plataforma Juvenil del Sur de Yucatán y, al parecer, de entre las y los adolescentes y jóvenes que participaron en los módulos de formación del proyecto de Yaaxil, son también los más familiarizados con procesos de creación escénica por su cercanía, en el caso de Edgar y José, con la danza folclórica; de Jorge, con la experiencia, entre otras, de la puesta escena de El Rabinal Achí, bajo la dirección escénica de la maestra Lupita López, con IEPA, A.C., y de Luis, con el grupo de teatro Chan Dzunu’un, dirigido por la maestra María Luisa Góngora Pacheco.

Por su carácter nominal, «La Otra Cara» quiso invitar a pensar en una multiplicidad de sentidos: la máscara del actor, de la actriz; el rostro del Otro, del diferente; la alternativa, la segunda opción; la dualidad, ora armónica integralidad, ora conflictiva lucha de contrarios: el rostro verdadero. Por su carácter espacial, quiso tener una doble significación: la de facilitar a las y los adolescentes y jóvenes formados en el proyecto de Yaaxil el uso de algunas herramientas propias de las artes escénicas para hacer del teatro una tribuna privilegiada en la promoción y el ejercicio de sus derechos y, en consecuencia, la de acompañar el proceso de laboratorio, práctica y montaje en torno de la puesta en escena de La otra cara de mi vida.

Constó, primero, de cuatro sesiones de un taller teatral (del 17 al 20 de octubre), diseñadas para operar las dramaturgias actoral y de puesta en escena del texto dramático, abordar algunos aspectos teóricos propios del hecho teatral y experimentar un conjunto de dinámicas, juegos y ejercicios escénicos de sensibilidad, confianza, desinhibición y trabajo en grupo; después, de cuatro sesiones de una práctica escénica (26 de octubre; 9, 16 y 23 de noviembre), donde se afinó la operación de las dramaturgias actoral y de puesta en escena rumbo al montaje, y, por último, de una breve temporada de representaciones (del 25 de noviembre al 10 de diciembre), en gira por las comunidades de las cuales son originari@s las y los jóvenes promotores, donde ell@s mism@s pudieron verificar la puesta en juego de los recursos y herramientas brindados en el taller teatral y articulados en torno a la práctica escénica.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Es 2 de enero, casi 3; sin embargo, mi memoria da vueltas y vueltas en el 1.

Esto no se acaba hasta que se acaba.

El teatro, un león de peluche con garras de tela.