Maestro.

No traiciones la causa proletaria;
haz conciencia de clase, vive libre...
deja ya esa actitud, esa plegaria
de cobardes, que ruegan humillados
a las plantas de necios potentados.

Levántate y que vibre
tu palabra sonora.
Maestro: es la hora
de que todos los hombres explotados
sientan la rebeldía dentro del pecho.

No hay derecho
para que los menos
vivan ya de los más, de los de abajo;
ya el fruto del trabajo
solamente es de aquél que lo practica.

Maestro: levántate y predica
la misa roja que le enseñe al mundo
a derrocar a todos los tiranos,
y que en lugar de amos y de esclavos
todos nos veamos como hermanos.

Nicolás López Loera.

15 de mayo de 1939.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Es 2 de enero, casi 3; sin embargo, mi memoria da vueltas y vueltas en el 1.

Esto no se acaba hasta que se acaba.

El teatro, un león de peluche con garras de tela.